Días

Publicado: 20 marzo, 2013 en Catarsis/expresiones

Estoy perdida en ningun lugar,

aunque me encontre

atrapada en los ojos de la primavera

que me miran abrillantados

irreales irresistibles.

Me sonrie

juguetea

 y en los confines de sus misterios se me revuelve la melodia de mis días.

Pierdo con gusto

con tal de verte feliz

sonrio en tus pupilas

y la noche se hace día en versos

en tus mañanas

que son tardes

porque le tenes fobia al despertar.

Vivir mas sueños

que vida

y despertarme en los ronquidos

de tus brazos en mi cuello.

En el comedor me haces bailar

el bals de nuestro amor

orquestado en nuestras miradas

musicalizado en sonrisas.

Los días no son dias

son poesia

son nuestras manos

dibujandose invisible

palabras que dejamos ser

historias que no agotamos

cada segundo es un recuerdo

la memoria de nuestros días.

La suma de las horas

Publicado: 20 marzo, 2013 en Catarsis/expresiones

Me persigue una sombra, llena de arrugas,

se oculta atras de los días y me espera y desespera,

me atraganta los nervios, 

me llena de malos pensamientos.

Me sigue y persigue, me indefine,

me panifica, y no de pan pero si de panico.

Se termina el mes y ya es fin de año,

y los años son fines que me vienen aplastando,

miro los días y no veo nada,

porque no hay nada,

porque no se cuando perdi tanto,

de todo esto.

Y la buena gente,

la gente hermosa,

recuerdos de días

de tardes

las noches me ocupan

y me preocupan,

entre las copas se me escapa el miedo

envenenando el amor,

yo no quiero pedir disculpas por ser idiota,

quiero dejar de serlo y nada más.

El miedo

la sombra

la nada

este trago se me pasa de moda y todavia no termino de prepararlo.

Me hace mal

me hace mala

y al final

solo es el miedo

que no se ni como expresar.


Seremos eternos, dijimos.
La eternidad
a veces
dura la suma de unos segundos.
Y entonces…

se termino.

No somos nada, dijimos.

Y volvimos a empezar
– de cero –
berreando por las calles

pequeños bebes sin pañales

La eternidad
no me importa

Solo la libertad
que creamos
juntos.


Encontre

revotando en mi cara

una sonrisa.

Nació en los días

sin sabanas,

ni relojes,

parece haberme atrapado.

 

Besos,

te los tire con ganas,

atravesando el vidrio de rutas.

 

Dame vos,

dame vida,

calor,

sos sol.

 

Riamos otra tarde,

otra más,

el cielo verde,

el pasto suave,

tus piernas en las mias.

 

Te regalo

las arterias palpitantes de mi ser,

gritamelo al oido,

con la ebriedad de la lengua.

 

El universo se

escapo

en ese aire…

… de tu boca.

 

Caen cabezas

– en almohadas –

 

Silencios de aires

– en la tarde –

de los días sin horas.


Quiero morderte despacito ese huequito q tenes en el cachete,

sentir como se deslizan entre mis dientes haciendo ruidos quebradizos

los pelos de tu barba.

Bailar en sentido contrario y caer

deslisandome por tu cuello,

Sentir la cosquilla de tus pestañas

barriéndome los cachetes.

Quiero girar

perdida en los surcos de tus orejas,

y recordar

cada una de tus imperfecciones

perfectas.

Ser el secreto de tu sonrisa traviesa,

Sorprenderme cada segundo

con el encanto de tus palabras,

reírme por lo bajo de los silencios,

saber que quiero rozar la cálida esencia de tu estrella.

Cosquillas en los labios,

cerrar los ojos,

saborearte la distancia,

una risa en una sonrisa ,

y en el aire…

Voy cayendo

sin saber flotar

en tus ojos,

me pierdo y me despierto,

sos un mundito imaginario

increíble,

una extraña lejana realidad,

sos la mentira que no quiero,

la verdad que me enamora.

Quiero hacerte cosquillas en la palma de la lengua,

despertarme despacito en los brazos de tus abrazos.

Girando la bicicleta de tus pupilas,

sonrie unas nubes,

y por lo bajito se me escapa un corazón estallando.

Aire, quiero respirar tu mismo aire.

Y asi,

libre,

sonreir.


Algun día

todos los dias va a salir el sol

y voy a ver la luna en unos ojos.

Se va a poner el mes en una sonrisa,

empezar la semana en unas manos,

dormir la siesta entre unos pies.

Algun día

vamos a caminar por la calle

con los ojos cerrados, achinados, de la risa

con los cachetes colorados

golpeandonos a la cara la alegria.

Algun día

nos vamos a caer en todos los pozos y asequias,

vamos a hacernos piecito para volver a trepar.

Algun día

voy a morder el tenedor haciendo ruido

divertida en un error culinario

y encontrar un beso con sabor a consuelo de amor.

Algun día

vamos a discutir

bailar con la memoria en las arrugas

desarmar la cama en su pasion.

Algun día

alguno más

alguno menos

creo que algun día

va a ser amor la verdad.

 

 

Y cuando pregunte en que pienso,

y el sol se refleje en sus ojos de un color que aun no existe,

en el banco de una plaza, tomados de la mano,

voy a decir,

yo siempre pienso mucho en hojas.


Lo quiero,

lo quiero bañado en chocolate,

amargo o dulce,

con una sonrisa salada.

Lo quiero despacito,

rapido también,

en un entretiempo de mas de 15 minutos,

en los 90 que somos muchos más.

Riendose,

calladito,

colgado de un arbol amarillo,

en la plaza de una nube blanca,

la tarde de algun martes.

Lo quiero al almuerzo,

a la cena,

a su eterno sueño,

a estas pesadillas malditas.

Con la locura,

y un saborcito a porron,

con el silencio de algun olvido,

con lo que no se olvida,

con las memorias que no van a ser.

Lo quiero en el aire,

en el pasto y en el agua,

en un vaso de vino,

en la almohada que no uso,

en las sabanas que todavia no compre.

Con los ojos a los ojos,

brillando a la luz que viene y va,

con la playa en una caja.

Lo quiero limpio y sucio,

despierto y dormido,

lo quiero asi,

todo lindo,

todo bueno.

Como sea que sea, yo lo quiero.